Seguidores

lunes, 24 de agosto de 2015

Despedida


Es difícil decirte adiós. Entender que ya nada puede hacerse para verte de nuevo. Quisiera retroceder el tiempo; detenerme en ese instante en el que tus ojitos se perdían en el horizonte, buscando quien sabe que destello de luz. Me gustaría recuperar aquel minuto fugaz en el que te perdías en medio de las sombras nocturnas. Nunca dudes de que te quise con el alma entera. Pero tanto cariño no fue suficiente para retenerte a mi lado. Duele. Y es un dolor que va a tardar mucho en sanar.

Gracias por ser la compañera más querida de mi mundo. Por regalarme pedacitos de cielo en medio de tanta soledad. No voy a olvidarte jamás. Ni en el más absoluto de los silencios.

Tu locura, tu amada locura va a permanecer en mi recuerdo para toda la vida. Mi brisa adorada. Mi sol.

Anatole France: “Hasta que no hayas amado a un animal, una parte de tu alma permanecerá dormida.”

7 comentarios:

  1. Entré en tu Blog, por curiosidad y no sabes lo que me alegro el haberlo hecho.
    Me gusta como escribes y me tendrás por aquí, con frecuencia. para leerte.
    Por lo pronto me quedo entre tus seguidores y voy a procurar el ponerte entre los Blog que me gusta eer, para que me avise cuando publiques.

    manolo.
    .
    l

    ResponderEliminar
  2. Quien no ha despedido a un amigo tan fiel como es una mascota y a pesar de su ausencia siempre permanece con nosotros su recuerdo.
    Que alegría que hayas vuelto y aun recuerdes mi blog, realmente extrañe leerte, yo intento lo mismo volver, pero de momento la tristeza no me ha dejado escribir, pero de apoco va quedando de tras.
    De corazón espero que te quedes y seguir leyéndote porque tu estilo de escritura me fascina y me encanta siempre, no desaparezcas de nuevo.
    Una brazo y los mejores deseos.

    ResponderEliminar
  3. Yo sé perfectamente como te sientes porque, siendo una gran amante de los animales, también he perdído algunos por su edad o enfermedad grave.
    Un abrazo.

    (te adjunto entre mis Blogs de Interés)

    ResponderEliminar
  4. Es muy cierto,
    Dan sin pedir nada a cambio y su lealtad y mimo son infinitos.

    Viven eternamente, en nosotros, mientras les recordamos.


    Mi abraz✴ de luz

    ResponderEliminar
  5. En primer lugar, ¡¡qué alegría volver a leerte!!
    Y, en segundo lugar, siento mucho que tu adorable compañera se haya ido... pero siempre te quedarán los recuerdos de momento pasados a su lado :)
    ¡¡Hermoso texto!!
    Un abrazo, gracias por pasarte y espero que todo te vaya genial! :3

    ResponderEliminar
  6. Te entiendo perfectamente porque tengo una mascota, una dálmata, a la que quiero con toda el alma, siento lo de la tuya, de verdad y sé lo que estarás pasando, es triste perder una compañia tan incondicional que nunca te pide nada a cambio de su cariño.
    Gracias por tu visita y tu comentario, por lo que dices en él te ha gustado mi poesía, me alegro de ello y de que me sigas leyendo, yo también te seguiré leyendo a ti.
    Besos, hasta que tú quieras.

    ResponderEliminar
  7. que bello leerte mientras se escucha desde lo lejos cristalina musica

    ResponderEliminar