Seguidores

miércoles, 14 de enero de 2015

Somos. Soy.


La huella inevitable de un beso.
Un corazón que interroga y señala.

Fuente de luz, pupila dilatada. Insomnio recurrente.
Mirarte hasta agotar mi último pensamiento.

Nos ahogamos, nos diluimos en soledad.
Duración inconsistente del amor.

Presos de cielos sin estelas.
Sublime tristeza que nos separa.

Y el olvido no es más que un cúmulo de polvareda.
Una sensación distante de aquello que se ha perdido.

Lo vivido se desprende de mi ser una vez más.
Somos. Soy.

La memoria me juega una mala pasada.
Lejanía.
Luna sin rostro y sin color.

1 comentario:

  1. Que hermoso simplemente hermoso, me he sentido identificada en estos momentos de mi vida con tus versos.
    Un saludo y un abrazo

    ResponderEliminar