Seguidores

viernes, 5 de julio de 2013

Corazón de luna


Te escucho desvanecerte en sonidos difusos.
Tus manos deshojan tristezas errantes.
El olvido aguarda tus lágrimas en silencio.

Escapas de la gente. Ermitaño de alma absurda.
Nadie conoce tu interior; tus sentimientos son secretos.

Te alejas del mundo, de la amargura indescifrable.
Y es en tu mirada traslúcida que se desviven los sueños.

Tal vez sólo esperas aquel milagro en medio del anochecer.
Liberarte a través de la melodía fugaz, apenas perceptible.
Renacer.

Admiro tu fortaleza en esos instantes.
El brillo de tu sonrisa cuando las notas fluyen y
se disipan en una armonía imperfecta y sentimental.

Aún en tus momentos más solitarios, estoy presente.
Te contemplo siempre, invisible a veces.

Y ruego, con fervor de enamorada,
que tu música atraviese mares y tierras salvajes.
Que no acabe el paraíso que tu mente anhela.

Nunca dejes de volar por favor. Créeme, mi corazón lo sabe.
Un día el dolor se va a terminar, lo prometo.

Tu Luna.