Seguidores

viernes, 26 de agosto de 2011

To be with you


Desvelos absurdos de una insensata que te piensa.
Sensibilidad sin luces. Despojos de un cielo azul.
Estelas sin claves ni espejismos.

Quiero que se sucedan los días incoherentes con rapidez.
Que la imperfecta continuación de las noches se desvanezca.

Mis pies tropiezan en medio de la inseguridad que nos separa.
Decírtelo de una vez. Olvidarme de la timidez que me persigue.

Dejar atrás los silencios, esa incapacidad de hablar tan mía.
Tan amada por vos sin saberlo.

Todavía me cuesta comprenderlo.
Y aún así...espero con ilusión aquel segundo.

Ese infinito segundo en que el pétalo roce el asfalto marchito.
En que tus ojos sean míos de nuevo.
En que tu sonrisa se pierda susurrante en el viento.

Aguardo ese fragmento de instante en el que estés a mi lado.

Entonces, felizmente sucede. Tu abrazo me envuelve.
Tus labios no se alejan.
Realidad que reina el inmenso espacio.

Just to be with you.
That´s all I need.

miércoles, 17 de agosto de 2011

Con la lluvia...

Con la lluvia las lágrimas desaparecen.
Agua confundida en retazos de primavera.
Inmersa en oscuras sensaciones; en una frialdad sin respuesta.

Queriendo hallar ese sueño que murió antes de ver la luz del sol.

Melancólica y en silencio.
El alma que no sabe a donde ir.
Sombras indolentes.

En las noches trato de comprender tantas cosas.
Y todo queda en la nada. Continuar.
Con la monotonía repitiéndose en mi cabeza,
en mis latidos una y otra vez.

Entonces se oye con nitidez. Débil, pero allí está presente.
El pedido desolado.
Ya no quiero llorar más.
Ya no quiero este vacío dentro mío.


¿Cuándo, cómo, dónde terminará el dolor?

Cuando deje el abismo atrás...

En libertad, sin la cobardía inundando mi razón.

Lejos...sin retorno a este infierno atroz. Mudo e imperceptible.

Con la lluvia de un adiós a quien no soy.




miércoles, 10 de agosto de 2011

Forget


Mis recuerdos se oscurecen, se disipan, se susurran unos a otros sentimientos sin retorno. Vivos y muertos a la vez, intentan subsistir entre millares de pesares y deseos.
Me desvelo a veces, sabes. Pensando en las posibilidades de una ausencia.
Me gustaría perderme en lugares diferentes, sin noción alguna de la realidad. La confusión de no ser en la lejanía me parece sumamente interesante.
Si tan sólo pudiera. Caminar por ciudades de papel, de cal, de arena. Sin rumbos ni destinos prefabricados.
Simplemente acompañándome por la soledad distante. Dejarse llevar. Guiarse por el aroma a lluvia y rosales mal podados.
Olvidarse de lo correcto, de lo que impone el resto.
Si tan sólo se pudiera vivir del aire, del agua, de la paz intermitente. Sin dejo alguno de esa tristeza que siempre vuelve. Sin aquella agonía inevitable que implica el yo de adentro. El que nadie quiere ver. Sin lagrimas que duelan.
Con una mente llena de reminiscencias y un corazón pleno de desamor.

Forget.