Seguidores

viernes, 30 de septiembre de 2011

Nada me queda...


Pisadas envueltas en hojas secas, olvidadas por el tiempo.
Distante, la ciudad se desvanece en cicatrices y en llanto.

Lo que nunca fue se pierde en el inmenso vacío.
Lo que nunca será, agoniza dentro del alma.

Y el corazón invisible, escondido en la luna de cristal y ceniza.
Desamor ruinoso que acabó con mi anhelo y me dejó sólo abismo.

Gotas de rocío; acallando mi dolor en traslúcidas sonrisas.
Incoherentes la espera y la esperanza.

Miserias que habitan soplos de aire fresco, lejanos.
Incertidumbres y oscuros silencios.

Nada me queda.
Ni siquiera el recuerdo de tus besos.

Ni siquiera una mirada tuya...

10 comentarios:

  1. Excelentes letras muy sentidas...Y como dice Sabina "no hay nostalgia peor que añorar lo que nunca jamas sucedio".

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Increible... me ha encanta. Ya amo tu blog =)
    kuidathe

    ResponderEliminar
  3. Te puedo dar un consejo?
    Escribe un libro , te forrarías !!
    :O alucinante como escribes .

    ResponderEliminar
  4. Me encanta tu blooooog :D Te sigo!
    http://ilostmyheadinhollywood.blogspot.com/
    Pásate, ¡y sígueme! :D

    ResponderEliminar
  5. "Incoherentes la espera y la esperanza" No sabes cómo te entiendo y lo mucho que me identifico =S En serio... escribes de una forma tan perfecta que ni si quiera puedo definirla con palabras. Exceltente :) Besos!

    ResponderEliminar
  6. Hermosa fotografía y el texto es perfecto me gusta muchoo
    saludos

    ResponderEliminar
  7. Adhiero al consejo del libro n.n, una perfección plasmada en palabras, tus dedos deben ser tan delicados como tu corazón.

    te sigo leyendo

    ResponderEliminar
  8. Los silencios son necesarios cuando existe una esperanza, pero la espera nos llena de incertidumbres cuando lo que deseamos esta lejano.
    Me gusta tu casa, te encontré por el blog de una amiga y por aqui me quedo. Te invito a dar una vuelta por mi casa donde seras bien recibida.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Lo que nunca fue y lo que nunca será, me encantó esa comparación.
    Y sí, el desamor deja abismo.

    Sutil, bella entrada.

    Abrazo!

    ResponderEliminar
  10. así son esos post-finales.... tristes.

    ResponderEliminar