Seguidores

lunes, 11 de julio de 2011

Promesa

Árboles sumisos a los designios del otoño
que pierden sus hojas en el vaivén interminable de la brisa.
Escucho atentamente. Son tus pasos los que se acercan a mí.

Emoción palpitante, nerviosismo en pleno estallido.
Y la calidez de tu mirada confundiéndose con la timidez de la mía.
Pensamientos que se entrecruzan en un mismo latido.

Confesiones. Sentimientos revelados.
Tus manos acarician con ternura mi rostro helado;
el suave contacto me devuelve la sonrisa.
La incertidumbre se disipa.

Intensidad de un momento que florece en nuestras palabras.
Murmullos; el viento y una rosa que taciturna renace.

Sólo dos.
Ajenos los silencios; la vergüenza, marchita.
Adiós al sinrazón, a las dudas y el olvido.

Certezas, alma mía.
Esperanza sin destellos de tristezas.
Promesa de una vida al lado tuyo.

4 comentarios:

  1. Que lindo encuentro... "Ajeno a los silencios; la verguenza marchita"
    Es tan placentero tener certezas...
    Certeza, esperanza, promesa... son buenos indicios para un comienzo...
    Beso!

    ResponderEliminar
  2. Oooh! ME ENCANTA! (L) Me he enamorado de estas palabras y la felicidad en plenitud que describen... (: Besos! Y sigue así en serio, adoro tu blog!! :D

    ResponderEliminar
  3. Promesas y mas promesas...Hermoso poema, un abrazo.

    ResponderEliminar