Seguidores

sábado, 30 de abril de 2011

Última lágrima...

Es la última lágrima que derramo en vano.
La última esperanza que lejana se pierde en sitios ajenos.

Nunca el dolor volverá a desbordarse
ni mi pena será evidente ante otros ojos.

Cansada. De repetir las tristezas, las soledades errantes.
Ironía. De alguien que no sabe como amar.

Intentos frustrados de comprender a la felicidad.
Aparentemente mía. Falsedad del alma que fragmenta mi razón.

Deseo. Comenzar en otra parte.
Una vida donde la amargura y el olvido condenen al ayer.

¿Dónde? No lo sé francamente.
Sólo espero al viento. Él me guiará.

1 comentario:

  1. Siempre es bueno comenzar y dejar los malos momentos, si el viento te guia en la direccion correcta y te lleva al lugar indicado me cuentas. Un saludo

    ResponderEliminar