Seguidores

miércoles, 30 de junio de 2010

Te quiero...


Encantadora luna; sutil quebranto de la noche oscura.
Piedras y lágrimas se confunden en el camino terrenal, vacío.
Y sin embargo no me detengo.
Prefiero cerrar los ojos, enfrentar el destierro.
Antes que olvidarme de tus besos, de nuestros dulces recuerdos.

No importa si destruyen mi voluntad, mi mente, mi cuerpo.
Si intentan acabar conmigo el dolor y la agonía.
Todo carecerá de sentido...
Mientras tu alma abraze a la mía en la lejanía del silencio.

Podrá haber sombras llenas de amargura a nuestro alrededor,
en cada rincón de esta inmensa ciudad...
Sueños dorados, en la triste espera, se desvanecerán.
Pero este amor vivirá para siempre en anocheceres errantes,
soñando sereno en la ternura de lo incierto.

Y aunque todo desapareciera...
aunque en el mundo ya nada quedara en pie.
Aún así...en el tiempo eterno
permanecerán intactas las miradas,
lo que fuimos...y un te quiero.

lunes, 7 de junio de 2010

Esperanza...

Por mucho tiempo, ausente,
me perdí en tristezas infinitas, en cielos diferentes,
sumidos en soledad.

Soñando con un escenario distinto,
con luces y sombras en perfecta armonía,
en una estación azul, serena y distante.

Con palabras de amor arrojadas al viento.

Finalmente, me encontras, te encuentro.
Y las señales aparecen evidentes;
poco a poco las decifro, las comprendo.

Entonces, los deseos dejan de ser meras fantasías.
La esperanza olvidada, no me abandona.
Con ternura, me invade el alma en silencio.

Y nada parece imposible,
las amarguras indomables se desvanecen.
Y aún lejos....te siento cerca.

Porque sólo me basta con tenerte presente
en mis pensamientos;
sólo necesito recordar tu mirada, tu sonrisa, tu voz.

Sólo la ilusión de verte me alcanza para ser feliz...