Seguidores

viernes, 23 de octubre de 2009

Sólo una cosa quiero....



Quiero creer que una sonrisa puede devolverme la esperanza...
Quiero soñar con unos segundos de tu tiempo.
Creer que basta que estemos juntos bajo el cielo plomizo.
Pensar que no hay barreras cuando se tiene un anhelo.

Quiero idear mil maneras de perderme en tu silencio,
de buscar en tus ojos profundos algún detalle incierto.
Descubrir alguna debilidad que me permita romper tu coraza.
Y acercar mi corazón al tuyo, aunque sea por un momento.

Quiero...quiero tantas cosas y a la vez tan sólo una.
Sentirte en aquellas hojas que se desprenden en el otoño.
Oírte en cada palabra que pronuncie la gente en soledad.
No dudar y mirarte a la cara, confesarte lo que guardo acá dentro.


Que mi amor aún sigue vivo, aunque el tuyo haya muerto.







martes, 13 de octubre de 2009

No me ves...



Siempre estuve al lado tuyo.
En todo momento.
Mis ojos sólo se perdían en tu mirada,
en la fugaz sonrisa que alguna vez me dedicabas.


Intenté que la oscuridad no hundiera mi camino.
Pero a veces es tan difícil aceptar las vueltas que da el destino...
Quise cambiar, hablarte aunque sea por un segundo;
decirte todo lo que significabas para mi.


No pude. Me callé. Ni una palabra salió de mi boca.
Y así te alejaste de mi.
Que triste es ser cobarde.
Ocultar los sentimientos, enterrarlos en el alma.


Que extrema agonía no poder evitarlo.
Quedarse con la duda, la incertidumbre de lo que nunca fue.
Inevitable sentir el dolor de no haber estado en tus pensamientos.

Tarde. Ya no existo para vos. Ya no me ves.