Seguidores

sábado, 26 de diciembre de 2009

Ya no duele...



Camino despacio, por las calles desiertas. Con la convicción absoluta de que nadie me espera. Y la verdad es que no importa, de hecho ya no me afecta. Hace tiempo que dejé de sentir pena por mí. Hundirse en la histeria, el sufrimiento o la angustia no sirve. Aunque lo entendí después de muchas lágrimas.
Las desilusiones están siempre presentes, intentando derribarme. Sin embargo, trato de sortearlas como puedo. A veces es raro como opera el pensamiento, la mente. Aunque muchas veces no tiene nada que ver con eso. Va más allá. La razón se pierde en oscuros recovecos. Y todo parece gris en ese breve lapso de tiempo. Incierto, sin sentido. Y, como muchos, voy buscando algo diferente. Algo que me recuerde lo que fui, mi esencia antes de que aparecieras.
Todo quedó destruido cuando te fuiste. Y poco a poco, con sumo cuidado, tuve que volver a empezar. Ahora todo retoma su curso. Tal vez no esté completamente conforme con el resultado. A pesar de ser más fuerte, con vos se fueron las sonrisas, la ternura, el sentimiento.
Pero eso es lo de menos. Puedo decir que me siento mejor. Y el viento me acompaña, las hojas se arremolinan en el suelo y las gotas de una lluvia que acabó empiezan a desvanecerse.
El sol, eterno compañero de mis paseos errantes, recorre con sus rayos mi ropa mojada mientras me acaricia la cara en silencio.
Y sólo eso me basta. Ya no duele.

4 comentarios:

  1. Muy lindo el post, me senti identificado con algunas cosas, es duro terminar con alguien, y que esa persona se aleje de tu vida,sobre todo si estabas acostumbrado a su presencia.
    Suerte

    ResponderEliminar
  2. Como siempre, muy bonito, sincero, y muy tierno!

    ResponderEliminar
  3. me encantó lo qe escribiste....si es cierto qe llega un momento qe ya da igual, ya no duele

    ResponderEliminar
  4. Cierto es que después de un tiempo y lágrimas, la vida retoma su curso. Pero distinto, por algún rato sentirás el sabor amargo, hasta que el recuerdo, lentamente, se desvanece y perdura cada vez más nebuloso. Excelente escrito, desde lo profundo del sentir.

    Gracias por pasar por mi blog y dejar tu huella.

    Besos

    ResponderEliminar